Tratamientos

Tratamientos


REFLEXOLIFTING FACIAL JAPONES es una terapia profundamente relajante que combina Reflexología Facial con técnicas de Lifting Japonés. Consiste en tonificar la piel del rostro, trabajando el tejido más profundo y el tono muscular a base de un preciso masaje. Es un tratamiento holístico que mejora tanto nuestro aspecto como nuestro bienestar físico y mental.

 

Reflexolifting Japonés es un tratamiento neuro-sensorial que se realiza en el rostro, utilizando productos naturales y ecológicos. Se trata de un masaje manual en el que estimulamos de manera profunda 25 puntos de acupresión, puntos reflejos de los órganos del cuerpo, ayudando asi a reequilibrar sus funciones. Conseguimos aliviar la tensión muscular, aumentar la circulación de la sangre, eliminar toxinas y el exceso de líquido que se acumula debajo de la piel.

about-image
about-image

Este masaje no solo trata la capa superficial de la piel -la epidermis-, sino que también trabaja el sistema nervioso, sistema vascular y sistema energético, con el fin de activar los meridianos que recorren nuestro cuerpo y reestablecer su equilibrio total. Los meridianos asociados a las emociones, renuevan así nuestras energías repercutiendo en un estado de ánimo y salud óptimos.

 

La Reflexología Facial Japonesa ayuda al organismo a producir endorfinas y serotonina, hormonas responsables de aliviar el estado de ánimo y producir felicidad. Las endorfinas contrarrestan los niveles elevados de adrenalina asociados a la ansiedad. La serotonina influye en el humor, regula el sueño, el apetito y la denominan hormona del placer.

La polución, el estrés, el tabaco, la mala alimentación, la exposición al sol, la falta de descanso, la ansiedad, las preocupaciones y el paso del tiempo, son algunos de los factores que contribuyen al envejecimiento de la piel.

 

Cuando envejecemos producimos menos cantidad de colágeno y elastina, proteínas que brindan a los tejidos firmeza y flexbilidad. Esta pérdida ocasiona falta de humedad, deshidratación y pérdida de elasticidad en la piel, provocando flacidez, relajación en el tono muscular y aparición de arrugas.

 

Trabajando el tejido muscular, aportamos al rostro el equivalente a haberlo llevado al gimnasio. Es decir, tonificamos los músculos faciales, aumentando de forma natural la producción de colágeno y elastina, reduciendo las arrugas y líneas de expresión, recuperando la adecuada humedad de la piel y permitiendo que luzca fresca y luminosa. Tambien ayudamos a eliminar las manchas y el acné, y definimos el contorno facial.

about-image

La Reflexología Podal es una ciencia que se basa en el principio de que existen zonas reflejas en los pies que se corresponden con todas las glándulas, órganos y partes del cuerpo. La Reflexoterapia es la utilización terapéutica de dicha ciencia mediante un masaje muy específico con presiones sobre dichas zonas reflejas.

 

La Reflexología Podal es una terapia maravillosa, profundamente relajante, puede tratar por si misma o ser un apoyo de otros métodos de terapia para muchos de los trastornos de la salud. Normalmente produce una estimulación natural de las defensas del organismo, que potencian los mecanismos de autocuración (física y mental) con la normalización de las funciones corporales trastornadas y su armonización.

La Reflexoterapia Podal es aplicable como tratamiento curativo y como tratamiento preventivo:

– Actúa de forma general sobre cuerpo, mente y estado de ànimo, una condición indispensable, ya que las enfermedades no deben entenderse aisladamente como trastornos locales, sino como un todo.

– Se sirve del “médico interno” para la recuperación de la salud, es decir de las fuerzas de autocuración natural del organismo. A través de la estimulación de estos procesos naturales de regulación, son eliminadas las causas de las enfermedades -no sólo los síntomas; y esto es la condición fundamental para cualquier curación completa.

 

Sus beneficios son múltiples, pero podemos destacar los siguientes:

> Reduce el estrés y relaja la tensión. Alrededor del 75 por ciento de las enfermedades actuales se pueden atribuir al estrés y a la tensión, que afectan a varios sistemas del cuerpo de diferentes maneras y en mayor o menor grado. Una persona puede tener problemas cardiovasculares, otros trastornos gastrointestinales, anorexia, palpitaciones, cefalea…por mencionar sólo unas pocas de las innumerables reacciones del cuerpo ante el estrés.

>Mejora la Circulación y estimula el Sistema Nervioso. Para mantener el equilibrio natural del cuerpo es imprescindible que sea correcto el aporte de sangre a cada uno de sus órganos. Una complicada structura de fibras y terminciones nerviosas conduce y comunica los impulsos entre el sistema nervioso central y los distintos órganos -todos reciben instrucciones de él-.

Muy a menudo, un problema està provocado por una tensión determinada sobre el plexo solar, o sobre una terminación nerviosa conectada a un órgano vital. Cuando la tensión se relaja, la presión sobre las terminaciones nerviosas y los vasos sanguíneos disminuye o desaparece, lo que mejora de manera inmediata el aporte de sangre a todas las partes del cuerpo.

> Ayuda a la naturaleza a conseguir la homeostasis. las glándulas y los órganos hiperactivos pueden recibir ayuda para volver a la normalidad. En sentido inverso, cuando un órgano o una glándula están por debajo de su nivel normal de actividad, la reflexoterapia reestablece el equilibrio natural y ayuda a que recupere su adecuado nivel de funcionamiento.

La Reflexoterapia Podal es muy efectiva en:

  • Dolores viscerales (cólicos).
  • Estreñimiento.
  • Desórdenes digestivos.
  • Dolores del aparato locomotor.
  • Neuralgias y migrañas.
  • Estrés, agotamiento físico, fatiga y ansiedad.
  • Alteraciones del sueño, insomnio y problemas con el descanso.
  • Problemas o cambios hormonales (ciclos menstruales irregulares, infertilidad, menopausia…)